BARRIO DEL SIGLO XIX

En el año 1821, la alcazaba se encuentra plagada de casas. Aprovechando el estado ruinoso del recinto, las familias utilizaron sillares y ladrillos de sus murallas para la construcción de sus viviendas. Además, se sirvieron de los muros del palacio para convertirlos en habitaciones. También se levantaron pisos sobre las torres, exprimiendo al máximo el espacio.

Las casas se aglomeraban en el interior y exterior de la fortaleza, creando calles. Se abre además una pequeña capilla en una de las torres para el uso de los vecinos. Cuatrocientas treinta y una personas llegaron a habitar este barrio, en un total de ciento cinco casas, sin agua, ni luz, ni alcantarillado.

“Por las calles que se formaron en el  barrio de la alcazaba, llegaba a pasar incluso el cartero.”

Es en este momento cuando la alcazaba pierde del todo su aspecto de fortaleza. Se convierte en su lugar en uno de los barrios más marginales de Málaga.

Precisamente en este mismo año, el cabildo pide permiso al estado para la demolición del recinto en su totalidad, pero sin respuesta. No es hasta 1843 cuando la alcazaba pasa finalmente a manos del ayuntamiento. A partir de entonces, este organismo público tenía el derecho a decidir sobre su futuro.

En 1863 se construyó en el Haza Baja de la alcazaba un cuartel, conocido como el Cuartel de Levante. Además, se levantó una comandancia y un parque de ingenieros. Estas edificaciones ocuparían el espacio de los actuales edificios del Ayuntamiento, Banco y Correos.

Pero estos inmuebles no durarían mucho. Entre los años 1904 y 1906, se terminan derribando, junto con lo poco que quedaba del Haza Baja y la Coracha Marítima.

Al mismo tiempo, en estos años se comenzarían los trabajos de relleno para ganar terreno al mar.  En estas obras se acabaron utilizando los escombros provenientes de estos derribos.

Por otra parte, el penoso estado en el que se encontraba la alcazaba debido a su uso como barriada, llevó a que se empezase a plantear la posibilidad de proteger el monumento de alguna forma.

“En 1931, la alcazaba es declarada Monumento Histórico Artístico Nacional.”

A partir de entonces, comienza una de las etapas más importantes de la alcazaba. La recuperación como fortaleza palaciega musulmana, y su apertura al público como monumento de la ciudad.

Descubre más.

Pulsa en las fotografías para volver a páginas anteriores.