FITNA DE AL-ÁNDALUS

La conocida como Fitna de Al-Ándalus es un periodo de inestabilidad y guerra civil. Este tuvo lugar durante el Califato de Córdoba, entre los años 1009 y 1031. La fitna dio comienzo tras un golpe de estado orquestado por la propia dinastía Omeya.

Y es que, la proclamación por parte del todavía califa Hisham II para legitimar como heredero del imperio a Sanchuelo, que nada tenía que ver con los Omeyas, creó un gran malestar entre los partidarios de esta dinastía y sus propios miembros, que tanto tiempo habían estado al mando del gobierno de Al-Ándalus.

“Hisham II  fue durante su califato una marioneta ante las órdenes de Sanchuelo y su familia.”

Por este motivo, unido a otros de carácter político y militar mucho más complejos, Sanchuelo, que venía haciendo las funciones del califa, es asesinado. Hisham II es depuesto del poder califal. Se proclama de esta forma como nuevo gobernador del imperio a uno de los bisnietos de Abderramán III.

“A partir de entonces, y en apenas 20 años, llegan a sucederse en el poder hasta 10 califas distintos. Tres de ellos pertenecientes a una familia diferente a la Omeya, la dinastía de los Hamudíes.”

Esta dinastía, originaria de Marruecos, eran conocidos en Al-Ándalus como los Banu Hamud. Habitaban en las ciudades de Málaga y Algeciras, siendo una de las familias más poderosas del lugar.

“Málaga jugó un papel importante en la Fitna del califato cordobés.  Y es que, dado el caos que reinó en Al-Ándalus durante la guerra civil, la capital del imperio hubo de trasladarse de forma temporal a la ciudad de Málaga.”

Ya en el año 1031, el imperio tal y como lo conocíamos se desmiembra. El territorio se convierte en una república independiente. Aunque bien es cierto que, ciudades como Málaga proclaron su independencia política del califato años antes, en el 1023.

Desde entonces, da comienzo el periodo conocido como Reinos de Taifas. En este instante el territorio queda dividido en pequeños estados independientes, más o menos poderosos, regidos por clanes bereberes, árabes o eslavos en su mayoría.

En la época de los Reinos de Taifas la ciudad de Málaga se configura como una de las más importantes de Al-Ándalus.

Descubre más.

Pulsa en las fotografías para volver a páginas anteriores.