LOS PRIMEROS REINOS DE TAIFAS

A lo largo de la Fitna o Guerra Civil de Al-Ándalus, muchas fueron las ciudades que proclamaron su independencia. Lo hicieron de forma paulatina hasta que, finalmente, en el año 1031, el Califato de Córdoba desaparece. Esto dio lugar a la segregación total de las coras en un periodo conocido como los Primeros Reinos de Taifas. Esta etapa se sucederá hasta el año 1090, momento en que los Almorávides se hacen con Al-Ándalus.

LOS PRIMEROS REINOS DE TAIFAS EN AL-ÁNDALUS.

Durante los Primeros Reinos de Taifas, el territorio andalusí quedaba dividido en más de veinte pequeños estados independientes. Todos ellos estaban gobernados por diferentes clanes, muchos enfrentados entre sí. De esta forma, se seguían reproduciendo las luchas internas por el mando por causas raciales que tuvieron lugar también durante el emirato y el califato.

“La época taifa trajo consigo una gran riqueza cultural, donde se trataba de imitar el arte del Califato de Córdoba para aparentar poder.”

En este momento, los reyes de las taifas trataban de competir entre sí. Y lo hacían no solo militarmente, si no también culturalmente. Por eso, y a pesar de las luchas entre clanes por conseguir el poder de las taifas, fue uno de los periodos más importantes para la riqueza cultural andalusí.

Por otra parte, el problema con los reinos cristianos del norte seguía presente, agravándose cada vez más. Y es que, la división existente en Al-Ándalus provocó que, en muchos casos, los propios musulmanes se vieran obligados a pactar con los cristianos, pagando impuestos para comprar la paz, e intentar así frenar el avance de las tropas.

“Los musulmanes llegaron a aliarse con los cristianos con el objetivo de atacar a otros clanes enemigos.”

Comienza desde entonces un nuevo periodo en la historia de Al-Ándalus conocido como etapa Almorávide.

LA TAIFA DE MÁLAGA: LOS HAMUDÍES.

En cuanto a la ciudad de Málaga durante los Primeros Reinos de Taifas, esta queda gobernada, junto a la taifa de Algeciras, por los Hamudíes, allá por el año 1023.

“Los Hamudíes fueron una dinastía originaria de la ciudad de Fez, Marruecos.”

Estos se proclamaron como líderes religiosos en Al-Ándalus, llegando a ser considerados imamatos por muchos de los reinos vecinos. Es decir, eran abanderados del islam. Además, poseían cierta autoridad política, por lo que podían ser concebidos como Califas.

Así, la dinastía hamudí permaneció ejerciendo su poder y autoridad religiosa desde la taifa de Málaga. Fueron reconocidos como tal en una buena parte del territorio a ambos lados del Mediterráneo.

Numerosos reyes hamudíes se sucedieron en el poder de la taifa malagueña. Aunque siempre luchaban contra un enemigo común, los Abadíes, que gobernaban la taifa de Sevilla.

LA TAIFA DE MÁLAGA: LOS ZIRÍES.

Pero la dinastía hamudí acabó perdiendo Málaga en el año 1057. Fue cuando el rey zirí de Granada Badí Ben Habús acaba arrebatándosela. Esta quedará gobernada por un mismo rey, dependiente de la taifa granadina, por un periodo de diecisiete años.

“En el reinado del rey Badis, es cuando la Alcazaba de Málaga adquiere su aspecto y fisionomía actual.”

A la muerte de Badis en el año 1073, dos de sus herederos se repartieron el reino. Málaga quedó bajo el mandato del zirí Tamim. Granada por su parte, bajo el de su hermano Allah. Ambos quedarían enfrentados hasta la conquista de las taifas por los Almorávides en el año 1090.

LA CONQUISTA DE AL-ÁNDALUS POR LOS ALMORÁVIDES

Es tras la conquista cristiana de Toledo en 1085, cuando los reyes de taifas se ponen de acuerdo. La misión era intentar frenar el avance del ejército del norte. Para ello, pidieron ayuda al sultán almorávide de África.

Los Almorávides terminan derrotando a las tropas cristianas. Además, aprovechando la debilidad de los reinos de taifas por sus continuas peleas internas, se hacen poco a poco con el poder de las taifas. En el año 1090 terminan conquistando todo el territorio de Al-Ándalus.

Descubre más.

Pulsa en las fotografías para volver a páginas anteriores.