LA MÁLAGA MUSULMANA

Málaga ha sido desde sus inicios una de las ciudades más deseadas por las numerosas civilizaciones que han poblado la Península Ibérica. Esto ha sido debido en gran parte a su situación estratégica en el Mediterráneo.  Por eso, se ha convertido en una de las urbes más antiguas de la Europa Occidental. Málaga tiene casi 2.800 años de vida a sus espaldas. Pero, si hemos de destacar un período de nuestra historia, este sería sin duda la Málaga musulmana.

“La musulmana, es una de las épocas de mayor esplendor para la ciudad de Málaga, y su exponente máximo es el monumento de La Alcazaba.”

Esta civilización, movida por el impulso expansionista que la caracterizaba, penetraron en la Península Ibérica en el siglo VIII d.C. Los musulmanes permanecieron en la ciudad de Málaga hasta 1487, tiempo en el que la capital fue conquistada por los Reyes Católicos.

En los casi ocho siglos de ocupación musulmana, Málaga vivió uno de sus mejores momentos. Esto ha llevado a que la herencia de este periodo de la historia sea de un valor incalculable.

Y es que de este pasado andalusí aún conservamos costumbres y palabras. También el nombre de muchos de nuestros ríos, montes y calles.

Posiblemente uno de los legados más importantes de esta civilización, es el conjunto de fortalezas. Este está formado por la Alcazaba de Málaga y el Castillo de Gibralfaro.

Pero para comprender en profundidad el patrimonio que ha llegado hasta nuestros días, es necesario echar la vista atrás. 

De esta forma podremos conocer la historia de uno de los períodos más importantes para la ciudad de Málaga.

Descubre más.

Pulsa en la fotografía para volver a la página anterior.